domingo, 29 de abril de 2018

San Telmo apenas sufrió UNA expulsión en el torneo, y fue un arquero.

San Telmo defendiendo ayer en Villa Crespo, siempre de manera limpia, sin recurrir al juego brusco.
Un dato para no desmerecer en esta campaña 2017/18 que finalizó ayer con el triunfo de San Telmo por dos a uno, como visitante, ante el Club Atlético Atlanta.
A los largo de las 34 fechas disputadas, el equipo orientado por Gustavo Noto, apenas sufrió UNA SOLA expulsión durante el campeonato y esa tarjeta roja fue para un arquero: Juan Manuel Lungarzo, en el último minuto del primer tiempo del partido ante Talleres de Remedios de Escalada (Fecha Nº 7), situación que permitió el debut de Marcos Jara en la valla Telmista.
San Telmo se ha caracterizado por jugar de manera limpia a lo largo de la temporada y en el "fair play" merecería estar en el podio del torneo.
Recurriendo a las estadísticas, debemos retroceder y ubicarnos en el año 1955 para encontrar una situación similar. Aquella campaña del equipo en Primera "C", sólo había tenido como expulsado a Juan Pedro Pallavicino. Es un dato para destacar, indudablemente, y del que como Santelmistas nos sentimos orgullosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario