martes, 19 de diciembre de 2017

42 años del ascenso a Primera: Foto de Tapa dedicada a Saraví.


Le sigue quedando muy bien... A 42 años del ascenso de San Telmo a Primera División, nos dimos el gusto de cumplir con algo que nos debíamos, compartir un momento con Raúl Omar Saraví y fotografiarlo hoy, pero con la camiseta de ayer. La misma con la que salió en las figuritas redonditas de 1976. Las páginas de lo diarios, revistas y recuerdos de los más grandes, siempre hablan de Coronel, de Janín, de Camejo, de Pisapia, de Lichene, de Rilo y se lo menciona poco a Saraví. Quizás, de todo aquel plantel glorioso que llevó al Candombero a Primera, sea este tipo el futbolista más emblemático de todos.
Recio, gesto adusto que imponía respeto en todas las canchas del ascenso. Hizo todas las divisiones juveniles en la Isla Maciel, fue un hombre infaltable en las formaciones de San Telmo desde 1970 (año de su debut) hasta 1979 (año de su despedida del fútbol). En el glorioso año 1975 se llevó el galardón de los árbitros al ser elegido como el jugador más correcto de Primera "B" (junto a Bergessio del Deportivo Morón). La luchó desde abajo, con una tremenda humildad. Tuvo la dicha de compartir planteles con los mejores números "10" de los últimos cincuenta años: vio crecer y llegar a la gloria a Pedro Alberto Coronel y disfrutar de la calidad de un incipiente "Lucho" Martínez en el ´79.
Un hincha de todos los tiempos, Alejandro Castro, cada vez que lo ve, de manera instantánea recuerda aquel grito de guerra que partía desde la tribuna "con la cadena, Saraví, con la cadena" cada vez que un peligroso wing o centro delantero lo enfrentaba.
Saraví tiene en su haber un orgullo que muy pocos deben tener: la de San Telmo fue la única camiseta que defendió a lo largo de su carrera deportiva. Cuando se fue de San Telmo en 1980, decidió dejar el fútbol activo y pese a incursionar en ligas interbancarias, en AFA no volvió a vestir otra camiseta.
Jugó en tres divisiones distintas con el Candombero ("A", "B" y "C") y la marca permanece inalterable desde entonces. Han pasado 38 años de su retiro y ningún otro futbolista lo ha podido alcanzar. Su récord de 291 partidos lo mantienen como el futbolista con más presencias en la historia del Club. 
En un nuevo aniversario de la gran gesta Telmista, nuestro pequeño homenaje a un héroe mayúsculo de aquel equipo que le dio a la hinchada de San Telmo, la máxima alegría de su historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario