sábado, 4 de marzo de 2017

EL DISLATE TOTAL: VUELVE EL FÚTBOL PERO JUEGAN LOS PIBES.

Después de una de las jornadas más vergonzosas que se recuerden en la historia del fútbol argentino (viernes 3 de marzo de 2017), los dirigentes de las divisionales Primera "B", "C" y "D" decidieron sortear la valla como sea y empezar el fútbol oficial presentando a jugadores no profesionales.
Los futbolistas profesionales del ascenso se encuentran en una situación económica caótica, en la que en algunos casos superan los cuatro meses sin percibir salarios y por ello es más que justificado el reclamo con la modalidad "retención de tareas".
La dirigencia del fútbol argentino está en una crisis sin precedentes y a días de las elecciones para ver quien se queda con el sillón de AFA y en una clara demostración de poder, decidió jugar igualmente la fecha presentando valores juveniles (máximo jugadores nacidos en 1996), sentando un precedente que puede llegar a dejar huellas y heridas muy difíciles de cicatrizar entre futbolistas profesionales y dirigentes de los clubes.
Se aduce la posibilidad de sanciones si los clubes no juegan este fin de semana, lo cual parece totalmente inverosímil a esta altura en la que cualquiera escribe un comunicado, lo hace público y lo disfrazan de "oficial".
No tenemos dudas, desde este humilde espacio, que esta es una jugada netamente política para demostrar poder antes de las elecciones.
En medio de esta situación, San Telmo jugará ante UAI Urquiza el martes 7 de marzo, a las 17 horas en la Isla Maciel con el arbitraje de Pablo Jiménez. Los asistentes serán Iván Alliende (1) y Nahuel Rasullo (2).
Desconocemos quien va a dirigir al equipo y quienes lo van a integrar, entendiendo que el límite de edad no puede superar a futbolistas nacidos en el año 1996.
Según Leonardo Zárate, periodista acreditado en AFA, la fecha 20º de la Priemra "B" se jugará asi:



No hay comentarios:

Publicar un comentario