martes, 16 de agosto de 2016

LA DIFÍCIL ESPERA DE UN PLANTEL QUE QUIERE JUGAR Y COBRAR


El fútbol argentino está viviendo una de las etapas más críticas de toda su historia. 
Lamentablemente, todo está emparentado con la política y los cambios que se están produciendo en el país. El ascenso es el más castigado de todos y allí esta San Telmo, nuestro querido Candombero. Como muchos otros clubes humildes de la divisional, el presupuesto destinado a solventar el armado y mantenimiento de un plantel de fútbol está relacionado con el ingreso de los derechos televisivos que desde el año 2009 las instituciones perciben por el programa "Fútbol para Todos". Tristemente hace tres meses que los clubes no perciben un centavo y esto está provocando un atraso general en el pago de salarios que por ahora se vienen abonando con lo que ingresa por sponsors, cuotas sociales por actividades y donaciones varias.
Varios clubes recurrieron a una huelga, pero nada cambió y los equipos priorizan seguir entrenando para no perder todo el trabajo que se realizó en la pretemporada.
Hoy la realidad está inmersa en la más cruda incertidumbre. La AFA, acéfala, dividida en mil pedazos y a cargo de una "Comisión Normalizadora" arbitrariamente y sin la presencia de dirigentes de la divisional decidió realizar el sorteo del campeonato, sin importar, al parecer, toda la problemática reinante que se agrava, aún más, por el aumento en el costo de los operativos policiales.
El fútbol del ascenso está luchando por no desaparecer, esta es la realidad. Bajo la consigna "No Maten al Ascenso", los planteles entrenan y ruegan por una solución inmediata. La mayoría de los futbolistas mantiene a sus familias con el salario que perciben por jugar al fútbol.
Se habla de una solidaridad de los equipos de Primera División, pero esa "solidaridad" se debe expresar en hechos. La Copa Argentina se está desarrollando con normalidad y se está especulando sobre la fecha de inicio del torneo superior. El ascenso hoy no tiene certezas de ningún tipo y rogamos que esta lucha que viene desde hace tiempo pueda encauzar la situación dentro de carriles normales. Ojalá la pelota vuelva a rodar, pero sin ceder ante extorsiones emparentadas con la política.
San Telmo juega amistosos para estar en ritmo de competencia. Este martes se presentó en la cancha de Liniers y jugó ante Yupanqui a quien venció 1-0 con gol de Kissner.
Franzoni viene parando en cancha a este equipo: Matinella; Leiva, Esteban, Correa y Wagner; Martínez, Buzzi, Melillo Ruiz; Segundo y Kissner.
Este es el equipo que viene jugando en la mayoría de los partidos amistosos y al parecer, es la alineación base que presentaría el Candombero cuando vuelva el fútbol. El sorteo indicó que San Telmo debutará, de visitante, en Villa Lynch, donde enfrentará al viejo Ferrocarril Urquiza, quien sabe cuando.
Esta entrenando y jugando para los suplentes el delantero Piris, ex Chacarita Juniors y Cobreloa de Chile. Se barajan algunas opciones más para reforzar el equipo, pero todo está supeditado al arreglo del dinero que el Gobierno adeuda por Fútbol para Todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada