jueves, 11 de agosto de 2016

A 20 AÑOS del Ascenso 1996: el equipo que tachó una malaria de 18 años...

Parados: Gustavo BENEGAS, Martín STRAH, Gabriel DE CESARE, Walter CESPEDES, Claudio MEDINA y Ramón CÁCERES.
Abajo: Hernán DE LIMA, Arnaldo BRITEZ, Miguel CARBONELL, Carmelo LEIVA y Gustavo PONTELLI.

Este 11 de agosto se cumplen 20 años de un ascenso buscado, soñado, postergado. Un ascenso que le devolvió la alegría a la gente pero por sobre todas las cosas, le devolvió la vida al Club.
San Telmo había estado en la "C" durante 18 eternos años, lleno de frustraciones deportivas y cuando faltaban fuerzas para seguir soñando, apareció este grupo de jugadores que, casi de la nada, le sacaron el polvo al escudo y lo llevaron a lo alto, logrando un ascenso impensado para muchos.
La mayoría de estos jugadores fueron los que nos representaron en el torneo de la "C" 1995/96, que había arrancado mal, que se levantó con la llegada del "Chino" Aquino a la dirección técnica, que logró un buen 3º puesto en el Apertura, pero que decayó en el Clausura porque se fueron varios jugadores al achicarse el presupuesto.
Este equipo no pudo clasificarse al octogonal por un punto y se había desmantelado por completo. Pero un trabajo sinuoso en AFA para conseguir una "nueva" oportunidad finalmente encendió la llamita de esperanza al jugarse un Torneo Reclasificatorio por una reestructuración en todas las divisionales del fútbol argentino.
Estos jugadores se volvieron a juntar quince días antes de empezar el mini torneo, sin ropa para entrenar, almorzando fideos todos los días en el vestuario de la Isla Maciel, cobrando apenas un viático para que puedan viajar al entrenamiento porque en el Club no había un centavo partido al medio.
Este equipo logró la unión y la fuerza dentro y fuera de la cancha sabiendo que tenía potencial pero que no lo había podido demostrar durante el campeonato por ditintos factores. Y este era el momento. Una rachita de triunfos podía darles la gloria. Y así fue.
Tras un amistoso jugado en la cancha auxiliar de Quilmes, este grupo de hombres se juramentó dejar la vida para ascender y quedar en la historia.
Este Reclasificatorio tuvo un empujón anímico tremendo cuando apenas empezó. San Telmo perdía con Flandria en la cancha de Liniers y quedaba eliminado. Sin embargo, un cabezazo "salvador" de "Palito" Cáceres sobre la hora llevó el partido a jugar el primer alargue en la historia del Club. Allí aparecieron los desequilibrios de Carbonell y Pontelli para lograr la milagrosa clasificación. Ese triunfo potenció el sueño.
Días después debió enfrentar al Deportivo Merlo, que venía de la "B", en la cancha de Estudiantes. San Telmo lo atropelló en el segundo tiempo sin especular con alargue ni penales. Con un imparable Pontelli y un hambriento Carbonell, gracias a un gol del "Chaqueño" San Telmo pasó una fase durísima.
En la cancha de Arsenal de Sarandí se vivió una de las jornadas más angustiantes y también más felices de toda esta gesta. Tras igualar cero a cero con Justo José de Urquiza, el partido fue a un alargue de treinta minutos y apenas iniciado, un bombazo de Benegas le rompió el arco al golero "celeste". Luego San Telmo se puso 2-0 con cabezazo de Orrego Echeto tras apilada para el recuerdo de Pontelli. Llegó el descuento y el sufrimiento. Sobre el final, el arquero Medina logró la atajada del ascenso, al sacarle del ángulo un tiro libre al "Cañón" Peralta. Se paralizaron los corazones y el festejo fue inolvidable en la vieja tribuna visitante de madera llena de Candomberos.
Ese fue el partido clave. Después vino un empate 0-0 ante Midland en Caseros. Un día después, el 11 de aghosto de 1996, una serie de resultados que llegaban desde otras categorías, decretaron el final de ese Reclasificatorio y le permitían a San Telmo ascender a la "B" después de muchísimos años.
Fue merecido, sin dudas. La base de este mismo equipo peleó, luego en la "B", varias posibilidades de ascenso al Nacional.
Una "apostilla" que marca la humildad de este grupo: para salir a la cancha, San Telmo no tenía pantaloncitos y el jugador Hernán De Lima, que se dedicaba a la confección de ropa, los diseño y los "fabricó" para esta serie de partidos. El arquero Medina iba a los entrenamientos sin dormir ya que durante la noche se ganaba la vida como chofer de ambulancias. Pequeñas historias que hacen de este ascenso un logro con características épicas.
Completaron el plantel que ascendió y no están en la foto: Ezequiel Ordiales (arquero), Claudio Escobio y Emiliano Romero (defensores), Sergio Báez y Javier Orrego Echeto (volantes), Walter Recalde (delantero). Pulciano Aquino (DT).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada