sábado, 23 de abril de 2016

Horacio, te fuiste Campeón...

Horacio Néstor Simone, Santelmista.
Hoy es sábado, otro sábado gris. Y es ácido porque la ley de la vida pegó otra vez entre los nuestros. La noticia del fallecimiento de Horacio Simone a sus jóvenes 68 años impacta, sobre todo, a quienes tuvimos la oportunidad de compartir momentos, charlas de café contando anécdotas y recuerdos de tantas vivencias Santelmistas. Se dice que Horacio es el máximo historiador del Club Atlético San Telmo y vaya si lo es. El hecho de haber dedicado tanto tiempo de su vida investigando la historia del Club y lograr la hazaña de haberlo volcado a las páginas de un libro que tiene cuatro tomos, lo convierte en un tipo invalorable, en un hombre imborrable.
Horacio siempre le dedicó todos sus logros personales como cronista a su esposa Alicia, la compañera inseparable. Cuando no existía la computadora y cuando las herramientas tecnológicas estaban aún lejos de asomarse, los cuadernillos con sus apuntes y recortes periodísticos eran su propia Biblia y la fue trasladando con el paso de los años, escribiendo en la antigua máquina de escribir con tanta pasión y amor por San Telmo que, en la época más difícil de la historia del Club (los años ´80) él supo encontrar el modo de movilizar la "llama Santelmista" (una de sus frases predilectas) lanzando los tomos de historia del club y con el dinero de su venta ayudar económicamente al club de su vida.
Desde chico adpotó la pasión azul celeste que respiraba en su casa, porque el inolvidable Carmelo Simone, su padre, dedicaba buena parte de las horas del día a San Telmo.
Horacio integró el Departamento de Prensa en su años de juventud, fue varias veces dirigente y recuerdo vagamente que allá por el ´88, llegaba a la cancha un par de horas antes con Alicia y del baúl de su auto sacaba el bolso con todas las camisetas con la que iba a jugar el equipo, es decir que se traía la utilería desde su propia casa.
Con la llegada de internet, se dedicó a recopilar y volcar todos sus libros a la web, con el agregado de fotos, algo que él siempre se había lamentado de no haber podido publicarlas en los libros porque el presupuesto no daba para tanto. Es su página (www.casantelmo.com.ar) escribía la crónica de cada encuentro vivido, incluso, minutos después de haberse jugado. A veces, con una crítica ácida a la realidad del fútbol del club en momentos duros, algo que le valió el enojo de muchos lectores y algunas peleas.
En 1999 se dio un gran gusto familiar, el de homenajear a su padre. De su propio bolsillo costeó la prolongación de la Tribuna Fiorino, agregándole tres módulos más, ampliando la capacidad de la tribuna de socios y ponerle al sector el nombre de su padre "Carmelo Simone".
Allá por principios de los 2000, colaboró mucho con la modificación del estadio de la Isla y varios sábados "premiaba" a todos quienes allí colaboraban con suculentas hamburguesas.
Horacio fue fiel testigo de la historia de San Telmo y cada vez que terminaba de escribir una nota decía "estuvimos ahí".
Desde hace un tiempo se había alejado de las canchas porque prefirió salir del ruido fuerte de Buenos Aires y radicarse en Neuquén para proseguir con sus labores comerciales.
Nos llega la sorpresiva noticia de su partida. Golpea, porque otra vez te pasa eso de que "nos vemos en la próxima", pero ya no será acá...
Pero quiero cerrar esto recordando que el último partido que vio Horacio en la cancha de San Telmo, fue el del gran día, el del triunfo contra Cañuelas, el de San Telmo Campeón, hace seis meses nada más. Y vio la cancha brillante, colmada de fervor y pasión con los colores más lindos. Vibró con la ansiada vuelta olímpica y la disfrutó como cuando era pibe. Así cierro esto, Horacio. A todos los que tenemos tus libros en la parte más importante de la biblioteca, te decimos que en esas páginas está todo el esfuerzo de tu vida y no tengas dudas que los vamos a cuidar. Chau Horacio, gracias. Te fuiste campeón!

El legado de Horacio Simone. Sus libros con toda la historia de San Telmo.

3 comentarios:

  1. Muy lindas palabras, como nos tenes acostumbrados. Una triste pérdida, mi pésame a la familia. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Adri. Horacio era un provocador,acido y a veces molestaba tales comentarios,sin embargo era un compañero del tablón. Mis respetos a la familia.

    ResponderEliminar
  3. Adri querido recien ahora puedo escribirte,etuve todo este tiempo eperando que algún día regresría
    pero no fue asi...debo trabajar para resignarme a que DIOS lo dispuso asi.
    Mil gracias por decribirlo tal como fue,doy fe que fue la persona mas integra que conocí,lo admiré
    con el alma toda mi vida,fue un placer cada día aprender algo nuevo,era sencillamente brillante,
    y no tengas ninguna duda que lo amé con todo mil alma.
    Y si, algunos enemigos tuvo,pero estoy convencida que ahora que no está tal vez puedan
    entenderlo un poco mas.
    Aqui Maxi sigue con sus cuadernos y todos los recortes,trataremos que su historia no se termine nunca.
    Una vez mas Adri ,mil pero mil gracias por tanto mor en tus palabras
    un beso enorm
    Alicia

    ResponderEliminar