sábado, 12 de septiembre de 2015

PALPITANDO EL CLÁSICO: Monteleone, el gran goleador, invicto ante el Docke...

A los 71 años, contagia energía positiva. El "Conejo" Monteleone, el máximo goleador de la historia de Telmo.
En la cuenta regresiva para vivir un nuevo clásico entre San Telmo y Dock Sud, el Nº 63 de la historia, nos interesamos por la palabra de un grande de la historia de San Telmo, emblemático romperedes.
Se hizo un espacio en su despacho de la gerencia de Futbolistas Argentinos Agremiados, para palpitar el gran clásico del fútbol del ascenso. Es Norberto Monteleone, el temible "Conejo" que con sus zurdazos demoledores, desde hace 40 años ostenta el récord de máximo anotador en la historia de San Telmo, con 90 goles, nada más ni nada menos.
De movida, y sin anestesia, recurre a su increíble memoria y no duda en decir: "a mi, contra el docke siempre me fue bien. Si no me equivoco jugué ocho veces contra ellos y nunca perdí un clásico. No es para agrandarme, pero no sé si hay algún otro jugador en la historia de San Telmo que haya jugado esa cantidad de partidos y se haya retirado invicto"...

Y es cierto, las estadísticas avalan lo dicho por Monteleone. Entre 1964 y 1969, Monteleone participó de ocho clásicos con la curiosidad de que empató los primeros seis y ganó los últimos dos en forma consecutiva y en ambos le marcó un gol... "Después, cuando volví a San Telmo en 1973, no jugamos porque nosotros estábamos en la "B" y Dock Sud en la "C".

"Creo que en mi época de jugador los clásicos se vivían intensamente, pero eran otras tiempos y no había problemas entre las hinchadas, yo no recuerdo incidentes más allá del lógico folclore. Por eso ahora me apena que se jueguen esta clase de partidos a puertas cerradas. Para un jugador de fútbol no hay algo más lindo que jugar un clásico con las dos hinchadas alentando".

"Le hice dos goles a Dock Sud, uno en la cancha de Arsenal y otro en la Isla Maciel. Este último es uno de los que más recuerdo en toda mi carrera, pero por la forma en la que se dio. El "Cato" Miguelez me mandó un centro bárbaro desde la derecha y yo me elevé una barbaridad para el salto, mucho más que el arquero de ellos que se llamaba Favre. Lo anticipo y meto el parietal izquierdo, en el aire, el arquero le pifia al puñetazo a la pelota y me da de lleno en la boca, me noqueó literalmente. El cabezazo fue gol, pero yo quedé tirado, sangrando. Querían que salga para no perder más sangre, pero en esa época no había cambios todavía. Al rato volví a entrar con un montón de algodones en la boca y aguanté hasta el final. Sobre la hora, Miguelez hizo el segundo gol y ese fue mi último clásico, por suerte me pude dar el gusto de ganarlo en la cancha de San Telmo, donde siempre había empatado.
La imagen justa. El cabezazo de Monteleone (11) es gol. Favre (arquero) lo noquea en el aire.
En la cancha del Docke me quedó la espina, porque si bien empatamos siempre, en el ´65 erré un penal que hubiese significado otro triunfo.
Al hablar, Monteleone no ha perdido un gramo de pasión. "Ojalá que se le pueda dar a San Telmo este año. Aunque no vaya a la cancha, siempre estoy atento a ver cómo sale. Una victoria en el clásico no define nada, pero le puede dar un espaldarazo anímico muy grande en la recta final".

Siempre nos quedó la duda del porqué de su apodo, "Conejo"..
 "A los 17 años hice mi primer pretemporada con Atlanta, en La Cumbre (Córdoba). Me llevó Carlos Timoteo Griguol. Después del primer doble turno, estábamos todos sentados en la mesa charlando y en un descuido voy a cortar el churrasco y de pronto me encuentro con una dentadura postiza arriba de la carne... Bueno, antes los jóvenes ni hablábamos adelante de los grandes, me la tuve que aguantar, era el derecho de piso... pero a partir de esa noche, en cada comida me fijaba a ver si me ponían alguna cosa, y cuando probaba la comida hacía con la boca como hacen los conejos, degustaba con mucho cuidado y ahí un compañero, Betinotti, me dijo que me parecía a un conejo. A partir de ahí me quedó para siempre este apodo...
Aquí, la síntesis del último clásico disputado por Monteleone, el de la foto del gol en el arco que da al Riachuelo, disputado el 10 de mayo de 1969.

San Telmo 2:

Michelena; González, Larrea, Luchessi y Nuñez; Miguelez, Calabró y Mendez, Vidal Ayala, Pandolfi y Monteleone.

DT: Elmer Banki

Dock Sud 0:

Favre; Cillis, Ferretti, Nosolino y Civrian; Albarracín, Bieladinovich y Martínez; Ramirez, Pazos y Bianchi.

Goles (Segundo Tiempo)

1-0 a los 54´ Norberto Monteleone (San Telmo) –de cabeza-.

2-0 a los 89´ Angel Miguelez (San Telmo).

Arbitro: Alberto Ducatelli
Cancha: San Telmo 
Recaudación: $ 478.640

3 comentarios:

  1. Espectacular la nota!! Gran recuerdo del conejo Monteleone

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Excelente goleador pero como persona UN FENOMENO grande Monte. Saludos a la flia . Flia Morillo

    ResponderEliminar