martes, 24 de febrero de 2015

A 10 Años de las "Imborrables Chilenas de Ramón Méndez".

A Ramón Méndez los flashes de las cámaras periodísticas le llegaron casi en el ocaso de su carrera como futbolista, casi a los 35 años y después de haber pasado por 11 equipos distintos antes de arribar a San Telmo. Pero fue por mérito propio, porque esa temporada 2004/05 el formoseño, nacido en Capitán Báez, sorprendió a todos convirtiendo 17 goles con la azul y celeste, pero la nota en todos los diarios se la provocó él mismo, porque de tanto darle rienda suelta a su acrobacia, Ramón Méndez logró algo histórico para el Club y para el fútbol mundial: marcó tres goles de "chilena" de manera consecutiva, entre el 19 de febrero y el 5 de marzo de 2005.
El primer gol de estas características lo marcó en la Isla Maciel, el sábado 19 de febrero de 2005, por la 5º fecha del Torneo Clausura, en el arco que da hacia el Riachuelo. El rival fue Central Córdoba y ese tanto sirvió para que San Telmo arribara a un empate 2 a 2, luego de haber estado 0-2. El arquero que lo sufrió fue Ignacio Ozafrán. En tanto el descuento parcial fue obra de "Satanás" Moya. Esa tarde se inauguraron redes azules en los aecos de la cancha de Telmo. El Candombero de Claudio Zacarías formó con Andina Silva, Leguizamón Arce, Filomena y Raponi; Comminges, Moya, Pedro Méndes y Marcelo  González; Fabio Alvarez y Ramón Méndez. 
La segunda conquista de esta serie fue seis días más tarde, el viernes 26 de febrero a Los Andes. Ese partido se jugó en cancha de Tristán Suárez porque el estadio de Lomas estaba suspendido. Ramón marcó el descuento de un partido que Los Andes venció por 3-1 (Tridente y Trapito Vega presentes en la red). El gol fue en el arco que habitualmente ocupa la hinchada de Tristán. Cristian Naranjo fue el arquero que sufrió esta maravilla de Ramón Méndez. Telmo alineó a Andina Silva, Filomena, Leguizamón Arce y Raponi; Comminges, Moya, Teri y Marcelo González; Apaza, Ramón Méndez y Gastón Soriano.
El récord quedó consumado el sábado 5 de marzo, justo el día que San Telmo festejaba sus 101 años de vida. Para decorar la serie, el gol sirvió para ganar, en cancha de un rival siempre complicado como Estudiantes de Caseros. San Telmo perdía 1-0 y Ramón se iluminó con un doblete en doce minutos. Primero definió como un goleador en un mano a mano con el arquero Arnaudo poniendo el empate parcial, pero el mejor gol de esa increíble serie de chilenas llegaría a los 32 minutos del segundo tiempo, con la pelota en el aire, ni siquiera la bajó, le dio de lleno con el botín derecho y el balón entró en un ángulo, sobre el arco donde ahora están los palcos (foto de tapa). Fue el más lindo de los tres y sirvió para ganar, en un torneo donde las victorias no abundaron. Telmo alistó a Andina Silva; Filomena, Godoy y Raponi; Leandro Dizeo, Briozzo, Moya, Comminges y Pedro Méndes; Ramón Méndez y Soriano.
Ramón Méndez jugó 78 partidos en el Candombero y logró convertir 32 goles, se ganó un lugar en el Libro Guinnes de los Records, una marca que obtuvo a sus 35 años y casi en el fin de su carrera futbolística, pero lo hizo con la camiseta de San Telmo.
A 10 años de este destacado hecho, este recuerdo en Imborrable...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada