miércoles, 19 de noviembre de 2014

Foto de Tapa: San Telmo 1 - Laferrere 1 (Hay Final)

Pizarro acaba de poner el empate y festejan Splivalo, González y Tomás Díaz (alcanzapelotas) Es sueño está intacto.
El cierre del Torneo Inserción 2014 no pudo ser con festejo. San Telmo empató 1-1 frente a Laferrere en la cancha de Brown de Adrogué, donde debió hacer las veces de local tras un manoseo increíble, y por el triunfo de Flandria en Rosario, tanto el Candombero como el Canario igualaron el primer puesto de la Zona "B" con 33 puntos y deberán dirimir el ascenso directo a la Primera "B" Metropolitana en un encuentro final (sábado 22 de noviembre, 20:30hs, estadio de Defensa y Justicia. televisado por TyC Sports), 90 minutos, eventualmente alargue y penales; y lamentablemente sin público de ninguno de los dos clubes). En el ambiente fue imposible abstraerse de todas las situaciones vividas en la última semana, temática que definitivamente influyó en esta definición de campeonato: la pérdida de la localía por los motivos ya conocidos (sin meternos en lo justo o injusto de la determinación porque daría para largo), luego de una novela de aquellas en la que terminaron "noqueando" al Candombero sobre la hora, debiendo jugar este match decisivo a puertas cerradas y en Adrogué, sin ningún lugar a dudas que fue un golpe para el equipo, acostumbrado al acompañamiento del público en cada presentación en la Isla, y por sobre todas las cosas, acostumbrado a ganar en el "Baletto", donde lleva 5 triunfos seguidos.
Esta medida fue una ventaja deportiva inmensa, imperdonable, de la que sacó provecho Laferrere en parte y lógicamente Flandria, quien hizo bien sus deberes en Rosario y aprovechó empate de Telmo para levantar esas cuatro unidades que aventajaban post triunfo ante el Canario.
San Telmo se topó con un rival duro que se jugó entero por la clasificación al reducido, el triunfo era la única opción que tenía para alcanzar ese objetivo. Por eso se vio un partido muy intenso, de dientes apretados, con el temor al error, en ese contexto y teniendo en cuenta que Franzoni por primera vez de "local" sale a jugar son un solo punta (Segundo), vimos un primer tiempo bastante parejo, con escasas situaciones de gol, pero ojo: otra vez al Candombero le anularon un gol (el lunes pasado en Ensenada fueron dos...) Esta vez fue una jugada rápida en la que el Ruso Ingenthron definió a la red, pero el línea Iván Aliende levantó su banderín, jugadas muy finitas, pero acciones que pueden cambiar el desarrollo de un partido.
También lo tuvo Segundo, con un derechazo que dio en el antebrazo del veterano arquero Monasterio. Algún intento de media distancia de Galeano y hasta una patriada de Bonassies. Laferrere inquietó en alguna oportunidad, tiene jugadores que tratan bien el balón y algunos rapiditos complicados (Witoszynski, Mallemacci).
La segunda parte ya tuvo más nervio, más ambición y más vertigo. Acá entra a jugar la condición anímica, porque San Telmo ya sabía que Flandria ganaba y entonces había que ganar, no se podía especular. Lo de Lafe era ganar sí o sí. Y en este palo y palo se dieron algunos minutos electrizantes, porque el recién ingresado Adrián Acevedo (entró por Matías Díaz), le pegó de derecha desde fuera del área, el balón bajó por sorpresa y reventó el travesaño. Hubiese sido, quizás, el gol del ascenso... Pero es fútbol y un minuto después de esa acción Laferrere encontró la apertura del marcador: pelotazo desde la izquierda de Adrián Castro, cabezazo de Nieva, el balón da en el palo, y le quedó justita a Fernando Catro para empujarla sin marcas. Iban 14 minutos de juego y ese gol significaba nada menos que perder la oportunidad del ascenso directo ya que Flandria estaba en ganancia y pasaba arriba por un punto. 
San Telmo fue con todo a buscar el empate, contra un rival que se metió atrás y con un Monasterio que hizo tiempo a más no poder. El Chino Scamporrino y Dani Splivalo a la cancha y todo lo que tiene San Telmo estaba puesto en el asador: la desesperación jugó un papel dominante en varios minutos y cuando la cosa estaba complicada, San Telmo alcanza el gol del empate en una arremetido de Pizarro y el alma volvió al cuerpo. Quedaban diez minutos más el descuento y casi todo se jugó en el área de Monasterio. Pero faltó claridad para encontrar ese gol para quedar en la historia. Si bien no se toma como derrota, el equipo se retiró con una muestra de insatisfacción, porque tuvo dos buenas oportunidades para lograr el ascenso dependiendo de sí mismo (Camba y Lafe) y terminó empatando en ambas. Flandria se levantó haciendo lo lógico: venció a Sacachispas y Central Córdoba. 
Habrá una final, el sábado 22 de noviembre puede llegar a ser un día inolvidable en la historia del Club. Veremos en qué cancha se juega, sabemos que Romero no podrá estar porque fue sancionado por 2 fechas... Venimos de unos días muy golpeados y convulsionados, sin embargo y pese a todo y contra todos, San Telmo está a un triunfo del ascenso. San Telmo ya le ganó las dos veces a Flandria, Franzoni sabe jugar este tipo de instancias, al DT se lo vio satisfecho y confiado. Será él parte importante en estos dos días de preparación mental y anímica para el partido de fútbol que cualquiera quiere jugar: una final. Ahí vamos, con el sueño intacto!
En breve; las fotos del partido-.
Síntesis: por Pedro Espelosín.


No hay comentarios:

Publicar un comentario