sábado, 11 de octubre de 2014

Foto de Tapa: "Que esta locura dure para siempre" Telmo 4 - Arg. Merlo 1...

Se llevan 15 años de diferencia... Tienen las mismas ganas... Acevedo y Orfila, en el festejo del 4º gol.
Síntesis: por Pedro Espelosín.
Otra victoria brillante obtuvo San Telmo en su estadio de la Isla Maciel, goleando por cuatro tantos contra uno a Argentino de Merlo, vengando el resultado de la primera rueda en Merlo Norte.
Lo del Pato Franzoni no tiene precedentes en la historia del Club. Es la primera vez que, desde el debut de un DT, un equipo de San Telmo gana seis (6) partidos en forma consecutiva.
Esta cantidad de victorias en serie no se producía desde el torneo 1986/87 (28 temporadas) cuando aún el ganador sumaba solo dos puntos.
Apenas 4 veces en toda la historia de San Telmo en AFA se alcanzaron rachas de seis triunfos seguidos: 1959 (1º "C"), los grandes equipos de 1961 (1º "C") y 1963 (1º "B") y por último el de 1964 (1º "B").
San Telmo ganó en la Isla justo cuando se cumplieron 60 partidos oficiales desde el retorno al Estadio Osvaldo Baletto. Y es la 2º vez, desde entonces, que logra tres (3) triunfos en serie en su propio reducto (convirtiendo 13 goles). Marino Romero y Claudio Galeano suman 6 goles cada uno en el certamen.
Ricardo Segundo sumó su 3º gol y ascendió a los 24 en su cuenta personal en el Club, alcanzando en la tabla histórica a goleadores de la talla de Enrique "Quico" Pisapia y Daniel "Toro" Lichene, además de Oscar "Larry" Favré. En tanto Acevedo sumó su 2º gol y significó el tanto Nº 3700 de San Telmo en el profesionalismo.
Ignacio Nacho Ruano sumó su partido Nº 50 jugando en forma consecutiva, sin faltar a ningún encuentro desde que arribó al Candombero (no se computa Copa Argentina).

La pregunta que se fue gestando en la semana luego de haber ganado en Rosario y llegar por primera vez al puesto de privilegio, era saber cómo iba a reaccionar el equipo con esa chapa: sin ninguna duda y el tablero final así lo demuestra: San Telmo aprobó con creces y le ganó sin discusiones a Argentino de Merlo, que venía de golear, pero que no hizo pie cada vez que San Telmo fue a fondo.
Una vez más, como viene sucediendo desde que llegó Franzoni, un jugador clave para romper la paridad volvió a ser Galeano, que cuando arrancó con pelota dominada desde mitad de cancha ya se olfateaba que podía terminar bien: le metió un  pase excelente a Romero y el delantero que está afilado, definió muy bien a un palo ante la salida de Ponce (cumplió 300 partidos en la valla de Merlo). Fue clave volver a abrir el score a poco de iniciado el encuentro. San Telmo se para bien con la diferencia a su favor, cada partido agarra más confianza defensivamente y el medio, con la garra de Orfila, y sus volantes con llegada hacen que se provoquen situaciones de gol y eso hoy, es lo más importante, lo más destacable del presente: San Telmo llega y en un buen porcentaje, convierte. Con altibajos, fue claro dominador, y otra vez a poco de iniciado el complemento aumentó gracias a un zurdazo de Ricardo Segundo tras una acción individual de Ruano. Con esa tranquilidad y presionando ante los tibios intentos del equipo de Stagliano, el Candombero edificó otra gran victoria. Galeano aumentó con un disparo que se le escapó a Ponce y 3-0. Vinieron los cambios de Franzoni para oxigenar y cuidar hombres. Descontó Merlo en una acción que Pizarro se confió en un pique, el balón fue para la derecha, centro y un golazo de tijera de Villalba.
Sobre la hora y con muchos espacios a favor, fue Adrián Acevedo quien definió como un crack, ante la salida del arquero, le abrió bien el botín derecho al balón que se coló junto a un palo y delirio total en la Isla, por la 2º goleada seguida en casa, por el entusiasmo y las cartas que muestra el equipo dentro de la cancha. No hay equipo en el mundo que gane seis partidos seguidos de casualidad. San Telmo sigue ahí arriba, quedan seis fechas y no hay que equivocarse en nada hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario